Publicación de los temas referidos al Curso: Créditos y Riesgos, para los alumnos de la Carrera: Administración Bancaria y Financiera del Instituto del Sur.

lunes, 23 de abril de 2007

II. EL PROCESO DE INTERMEDIACION FINANCIERA

La Ley N°26702, promulgada en diciembre de 1996, denominada "Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de Seguros y Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros", establece las condiciones de cómo opera el mercado de intermediación financiera en el país.

De acuerdo a dicha Ley, el Sistema Financiero está formado por el Sistema de Intermediación Financiera Regulada o Mercado de Dinero, Los Organos de Control y El Mercado de Valores.

El Sistema de Intermediación Financiera Regulada a su vez, esta dividido en:

1. Empresas de Operaciones Múltiples.

2. Empresas Especializadas.

3. Bancos de Inversión.

4. Empresas de Seguros.

5. Empresas de Servicios Complementarios.

Esta ley establece el capital mínimo requerido para la operación de cada tipo de entidad financiera y las actividades que debe realizar. Es de anotar que el sistema financiero nacional es mayormente de capital privado, las entidades estatales tienen una mínima participación y se dedican a actividades especializadas.

El Negocio Bancario:

El negocio bancario tradicional consiste en captar fondos, los cuales conjuntamente con el capital propio del banco son canalizados o colocados a sus clientes; es un negocio de intermediación financiera de entidades o personas superavitarias de capital a entidades o personas deficitarias de capital. El negocio actual es muy amplio, la concepción del banco es brindar un servicio integral al cliente, con financiamientos de corto, mediano y largo plazo, para ejecutar inversiones y/o atender requerimientos de capital de trabajo, así como otorgar servicios colaterales de fianzas, cartas de crédito de importación, cobranzas, pagos de planillas, de impuestos, a proveedores, entre otros.

La concepción básica del negocio bancario es buscar un margen financiero adecuado, el cual es la diferencia entre el costo de las captaciones y el rendimiento de las colocaciones. Las captaciones consisten en obtener recursos diferentes al capital del Banco que le permitan brindar servicios adecuados a sus clientes. Las colocaciones son los préstamos o créditos que el Banco otorga a sus clientes en condiciones competitivas, incluyendo los ingresos obtenidos por las remuneraciones que el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) pueda establecer por el Encaje Legal.

Para un periodo determinado, en el negocio bancario no es posible colocar la totalidad de los fondos captados, toda vez que una parte de las captaciones se destinan al BCRP como Encaje. El porcentaje de captación que se destina como Encaje depende del tipo de moneda, en moneda nacional o en moneda extranjera y forma parte de la Política Crediticia que aplique el gobierno de turno a través del BCRP.

Margen Financiero = Rendimiento de las Colocaciones - Costo de las Captaciones

Captación de Fondos:

Para un Banco es fundamental la captación de recursos financieros en las mejores condiciones, tanto en tipo de moneda, como en tasa de interés y plazos de devolución. Una mixtura de fondos disponibles contribuirá a brindar a los demandantes de créditos una diversidad de servicios bancarios y en las mejores condiciones. Por ejemplo si un Banco tiene concertado líneas de crédito de promoción de los países exportadores, estará en condiciones de ofrecer a sus clientes recursos para financiar las importaciones que realicen las empresas. Otra referencia, es por ejemplo, si una entidad bancaria tiene captaciones de mediano y largo plazo en moneda nacional, puede ofrecer créditos en dicha moneda y a ser devueltos en un periodo amplio, sin tener la presión de sus depositantes por los fondos confiados al Banco.

Los Bancos están interesados en captar fondos del exterior a tasas de interés bajas y con plazos de devolución lo más amplio posibles; sin embargo esta estrategia se ve afectada por la percepción de riesgo país que pueden tener las entidades externas que están interesadas en colocar sus excedentes de capital en el mercado nacional, así como por la disponibilidad del capital financiero del sistema financiero internacional. El tema crucial actual es el riesgo país, es decir la percepción de cambios no previstos en el entorno político, económico y social del Perú.

Los Bancos tienen como reto dar confianza a los depositantes, para que la tasa de interés que ofrecen resulte atractiva y decidan mantener sus fondos por un plazo razonable. Para determinados segmentos del mercado de depositantes, el Banco establece mecanismos de captación vía trato personalizado para administrar dichos fondos. Asimismo, participan en la subasta de fondos que realicen algunas entidades del Estado, bajo condiciones de competencia por tasas de interés y plazo de los depósitos.


Entre las formas de depósitos que ofrecen los Bancos, se tiene:

  • A la Vista, son depósitos en cuenta corriente, a ser giradas por el depositante con cheques o con cargo a cuenta, son remunerados a partir de un monto mínimo que es establecido por mutuo acuerdo entre el Banco y el depositante.
  • Ahorro, son depósitos que generan un determinado rendimiento, sin necesidad de montos mínimos y plazos; son los más frecuentes para las Personas Naturales. Es posible establecer cuentas múltiples que combinen las cuentas a la vista con las de ahorro o de otras modalidades de depósito.
  • A Plazo, son depósitos que contemplan montos y plazos mínimos, pueden ser con intereses capitalizables o no en la misma cuenta. Si el depositante liquida su cuenta antes del plazo pactado, percibe una menor tasa de interés que el acordado.
  • Depósitos de CTS, son las Compensaciones por Tiempo de Servicios de los trabajadores, cuya disponibilidad es regulada por Ley. Normalmente ofrecen remuneraciones mayores que los depósitos a plazos.
  • Certificados Bancarios, son depósitos a plazos, emitidos a nombre del portador.
  • Otros Depósitos, según el monto y los requerimientos del depositante y de la entidad financiera.


Colocación de Fondos:

La función principal de los bancos es intermediar los fondos disponibles, provenientes de las captaciones y recursos propios aportados por los accionistas y los generados por el negocio, a personas o empresas debidamente identificados y que son calificados como sujetos de crédito.


Cada entidad financiera desarrolla estrategias de promoción de sus servicios, para seleccionar clientes que le garanticen el retorno del financiamiento a otorgar en las condiciones de riesgo previstas. Para tal efecto, los Bancos orientan su organización a la evaluación de negocios y análisis de riesgo, en términos de personas y pequeños negocios, dando lugar a la Banca de Consumo; asimismo, se orientan a medianos y grandes negocios, los que requieren un trato especializado y con los cuales incluso se realizan negocios compartidos con otros bancos.


La selección de un cliente es un proceso amplio que muchas entidades financieras han sistematizado en procesos básicos, que comprende la calificación legal, referencias bancarias y comerciales, evaluación de la capacidad de pago y la definición de garantías que el cliente debe constituir para respaldar el crédito.

Es usual para los Bancos, optan por un crecimiento gradual en el financiamiento de sus clientes, conforme éstos se van consolidando en el mercado.


Entre las principales modalidades de colocación, es decir los financiamientos que otorga la Banca Múltiple, corresponden a las siguientes:

  • Préstamos, son los denominados créditos bancarios, los que tienen un calendario de pago que se pacta y en el que los intereses usualmente se pagan por periodo vencido.
  • Descuentos, son créditos en los que los intereses se pagan por periodo adelantado y el capital al final de cada periodo, normalmente se aplican para descontar letras comerciales de clientes previamente calificados por el Banco.
  • Cuentas Corrientes, son facilidades crediticias denominadas también sobregiros bancarios, los que se cancelan con las cobranzas previstas y/o depósitos que realice el cliente en un plazo prudencial.
  • Arrendamiento Financiero, en este caso el Banco adquiere un bien seleccionado por la empresa que ha sido calificado apto para el financiamiento y lo entrega en "alquiler con opción de compra al finalizar el contrato de Leasing" y a cambio la empresa paga al Banco una cuota que comprende capital e intereses del financiamiento.
  • Otras Colocaciones, se refiere a créditos por liquidar, reprogramaciones, así como créditos vencidos y en cobranza judicial.

Determinantes de las Tasas de Interés:


En el sistema financiero nacional, las tasas de interés son establecidas libremente por el mercado, no son reguladas directamente por el Banco Central de Reserva del Perú.

Sin embargo, cada entidad financiera tiene la obligación de comunicar diariamente a la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) las tasas promedio que pagan por los depósitos y las tasas de interés que cobran por sus colocaciones. De igual manera, en forma diaria, la SBS publica las tasas promedio ponderadas del sistema, es decir la tasa de cada Banco afectada por la masa monetaria que corresponda a las operaciones de cada entidad.

De esta manera, se tienen dos tipos de tasas, aplicables a dos clases de monedas que circulan en el país:

TIPMN, es la Tasa de Interés Pasiva en Moneda Nacional, correspondiente a la tasa que pagan las entidades financieras por los depósitos.


TAMN, es la Tasa de Interés Activa en Moneda Nacional, referida a la tasa que cobran las entidades financieras por las colocaciones.


TIPMEX, es la Tasa de Interés Pasiva en Moneda Extranjera, correspondiente a la tasa que pagan las entidades financieras por los depósitos.

TAMEX, es la Tasa de Interés Activa en Moneda Extranjera, referida a la tasa que cobran las entidades financieras por las colocaciones.

Clasificación de los Bancos:

Las entidades financieras, a través de la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS), están sujetas a un seguimiento minucioso y permanente, entre otras sobre la calidad de la cartera de colocaciones, la cual a su vez influye en la seguridad de los depositantes. Es de esperar que las entidades que son clasificadas con un nivel de riesgo bajo, remuneren por los depósitos tasas de interés más bajas, la que también se reflejará en las tasas de interés de las colocaciones.


La clasificación de riesgo por parte de Clasificadoras de Riesgo privadas es obligatoria para todas las entidades financieras, la cual complementa la clasificación que publica la SBS a nivel de productos financieros relacionada a la captación de depósitos.


Clasificación A

Corresponde a aquellas instituciones que cuentan con la más alta capacidad de pago de sus obligaciones en los términos y condiciones pactados, la cual no se vería afectada ante posibles cambios en la Institución, en la industria a que pertenece, o en la economía.


Clasificación B

Corresponde a aquellas instituciones que cuentan con una buena capacidad de pago de sus obligaciones en los términos y condiciones pactados, pero ésta es susceptible de deteriorarse levemente ante posibles cambios en la institución, en la industria a que pertenece, o en la economía.


Clasificación C

Corresponde a aquellas instituciones que cuentan con una suficiente capacidad de pago de sus obligaciones en los términos y condiciones pactados, pero ésta es susceptible de debilitarse ante posibles cambios en la institución, en la industria a que pertenece, o en la economía.


Clasificación D

Corresponde a aquellas instituciones que cuentan con una insuficiente capacidad de pago de sus obligaciones en los términos y condiciones pactados, existiendo riesgo de incumplimiento de sus obligaciones.



Clasificación E

Corresponde a aquellas instituciones que no poseen información suficiente o ésta no es válida y representativa lo que no permite emitir una opinión sobre su riesgo.

Los símbolos desde A hasta D inclusive pueden ser modificados con los signos "+"ó "-":

(+) Corresponde a Instituciones con un menor riesgo relativo dentro de la categoría.

(-) Corresponde a instituciones con un mayor riesgo relativo dentro de la categoría.


Conclusiones
:

El sistema financiero nacional se encuentra en un proceso de reestructuración, sin embargo la captación de depósitos y las colocaciones en créditos está concentrada en cuatro a cinco Bancos, a este nivel no se han observado cambios en los últimos tres años.

Las facilidades para la presencia del capital extranjero en los bancos locales tuvo como finalidad la reducción de las tasas de interés, objetivo que no se ha logrado, en parte por el reducido volumen de la intermediación financiera y el efecto del riesgo país.


Los Bancos tienen una política dinámica para la captación de depósitos y la colocación de sus recursos, su motivación es obtener un margen financiero adecuado, que les permita innovar sus operaciones y brindar a sus clientes servicios complementarios, contribuyendo así a la mejora de las Inversiones en el país.


La percepción del riesgo de una entidad financiera para la captación de depósitos es determinada periódicamente por las Clasificadoras de Riesgo Privadas, la cual es complementada por el seguimiento permanente de parte de la Superintendencia de Banca y Seguros. Esta clasificación es fundamental para decidir los depósitos de excedentes de liquidez, pero también permite apreciar qué entidades pueden ofrecer facilidades competitivas a las empresas que requieran endeudarse.